Search
Buscar

Manual lactancia materna

29/11/2018

Basándonos en  la experiencia  y  en el trabajo de estos últimos años con muchas madres que han optado por la lactancia materna lanzamos este manual.   La información se ha obtenido de muchas fuentes: la asociación española de pediatría, asociaciones pro lactancia materna Mámoa de donde hemos obtenido la mayoría de preguntas frecuentes y el guión del manual, la última campaña del colegio oficial de farmacéuticos Plenufar y sobre todo de las madres que como decimos nos han acompañado estos años y nos han ayudado desinteresadamente a ir confeccionando este manual de apoyo.  

La decisión

baby-21167_1280

Mucho antes de dar a luz es la madre y únicamente la madre quien debe decidir que tipo de alimentación va a dar a su bebe. Esta decisión no debe estar condicionada por nada ni por nadie, pues es lo que garantiza la tranquilidad suficiente para que todo salga bien.

 

En ningún momento se debe presionar sobre la lactancia materna pues puede crear una situación de ansiedad que no es buena ni para la madre, ni para el bebe. Es lógico que cuando se está embarazada por primera vez se tengan infinidad de miedos en todo lo que rodea al embarazo y a la situación post parto, familiares, amig@s y sobre todo la matrona te pueden orientar en todo el proceso,  los farmacéutic@s por su contacto estrecho con muchas situaciones también podemos ser de gran ayuda.   Lo principal es buscar varios puntos de vista, pero repetimos que siempre debe ser una opción personal.

Situación actual

La lactancia materna ha sufrido una situación cíclica como muchas otras cosas a nivel social. No hace mucho que en España era la única alimentación y todos hemos oído hablar de que cuando una madre no podía alimentar a su bebe otra madre lo hacia “hermanos de leche”, está claro que estamos hablando de un tiempo donde la lactancia artificial no estaba al alcance de las madres españolas.

 

Con el tiempo se empezaron a comercializar infinidad de leches artificiales para lactantes, que junto con nuestro avance social, la incorporación de la mujer de una manera significativa al mercado laboral hicieron que esta manera de alimentación tuviera un bum espectacular.  

El tiempo ha pasado y muchos estudios que antes no existían dan como resultado que la lactancia natural o materna es la más idónea para el bebé. Ésto empezó a difundirse y unos pocos años atrás este consejo se impuso en todos los centros sanitarios y no fue bien entendido por todo el mundo pasando a veces, por una situación de acoso a las madres que se decidían por la lactancia artificial.

 

En la oficina de farmacia hemos tenido verdaderos casos de preocupación y frustración de madres que han decidido no dar una lactancia natural o que por distintas situaciones no han podido.   Hoy nos tenemos que fijar la meta de que una madre esté bien informada y que sea ella la que diga que quiere hacer.

Preparación

La preparación a la lactancia materna no es otra que tener una buena alimentación, con una dieta rica en aceites omega que obtenemos de la ingesta de pescado de 2 a 3 veces por semana, un puñado de frutos secos de vez en cuando y un vaso de leche adicional a una dieta normal, en la recena o antes de acostarse por ejemplo.

 

Los cambios fisiológicos por los que pasa una mujer embarazada son múltiples, cambios hormonales que son las señales que organizan los cambios físicos,  y metabólicos.  

 

Según va creciendo el bebé el útero se va haciendo espacio subiendo y apartando los órganos de la madre, esto provoca por ejemplo que la vejiga cada vez está más disminuida y presionada, las veces que se tiene que ir a baño crece y la dificultad por el volumen también , la columna vertebral también deja espacio, aumentando la caja torácica que crece también “el orgullo de la embarazada”.   Los intestinos también cambian su situación y provoca en muchas ocasiones estreñimiento.

El hígado, órgano de limpieza en el cuerpo crece y el corazón aumenta sus pulsaciones y su tamaño considerablemente. 

Otras hormonas mandan señales a las glándulas mamarias y desde el comienzo del embarazo estas empiezan a crecer y a prepararse para la lactancia, la producción de leche también empieza a prepararse.

Algunos consejos  para llevar mejor un embarazo son:

  • El reposo debe hacerse con las piernas un poco levantadas, para que se mejore la circulación y no se retengan muchos líquidos, el masaje con cremas hidratantes favorece el drenaje de los líquidos y la circulación.
  • La fibra en la dieta es fundamental, aumentar las verduras y la fruta es siempre saludable pero en el embarazo es importantísimo para mejorar la pesadez de estómago pues las digestiones  serán mejores y sobre todo previene el estreñimiento.
  • Contra las estrías podemos usar nuestra crema hidratante habitual enriquiciéndola con aceite de rosa mosqueta para facilitar a la piel el estiramiento que está sufriendo. Lo podremos usar puro en las zonas más estresadas de la piel o como preparación a la dilatación vaginal.
  • A nivel del pecho la preparación es mínima.Ttendremos que observar como evolucionan los pezones, ya que en algunas ocasiones estos no salen hacia fuera o se invierten y será en los únicos casos donde tendremos que ayudar a formar el pezón para que el bebe succione sin problema y no se tengan dolores los primeros días. Para ello podemos hacer varias cosas:
    • usando sujetadores de lactancia y dejando abierto el sujetador en determinados momentos del día se facilita que el pezón salga y no se vea presionado por el sujetador.
    • También podremos ayudar al pezón con las manos o usar un sacaleches para favorecer la salida del pezón. El uso de cremas previas no es necesario, en los últimos momentos del parto puede salir algo de leche “calostros” eso es lo mejor que se puede utilizar para preparar el pezón, daremos un pequeño masaje con la leche y ya está.

La primera lactación

bebé lactando

El bebe nace despierto, el contacto con el aire y su nueva situación hace que de una forma fisiológica se produzca un estado de alerta. Pasado este período el bebé necesita descansar, es muy importante aprovechar este primer momento que suele durar una o dos horas para empezar la lactancia. Si la madre se encuentra bien,  y aunque haya pasado por un parto largo, si en éste no ha habido complicaciones le queda un último esfuerzo antes de tener su merecido descanso.  

 

El primer contacto con el bebé además de ser una de las experiencias más intensas en la vida de la madre produce un sin fin de respuestas en el cuerpo que sin darse cuenta van a facilitar la lactancia y la recuperación post parto. Los niveles de oxitocina se disparan a este contacto, favoreciendo la contracción del útero y la producción de leche.  

 

En la primera lactación el bebé toma sus primeros anticuerpos. No debe preocuparte la cantidad, ya que el calostro que es como se le denomina a esta primera porción de la leche y que verás que tiene un color y textura diferente a las leches siguientes, tiene una capacidad saciante tremenda además de vitaminas y minerales.

El modo de proceder debe ser el siguiente:

 

  • Con la mano en forma de copa C sujetaremos el pecho , podremos ayudar como hemos dicho antes a que el pezón salga.
  • Haremos un suave toque, como si hiciéramos cosquillas a la boca del bebe, este abrirá mucho la boca y será el momento de introducir el pezón.
  • Estará bien posicionado cuando veamos que la boca le ocupa casi toda la areola del pezón y sus labios están hacia fuera.
  • No debe doler ni escocer, si esto ocurre es que no está bien colocado. Intenta moverlo hasta que la sensación de dolor desaparezca. “La lactancia materna no duele”.

 

Estos momentos son tensos sobre todo por los que rodean a la madre y al bebé, no está de más que antes del parto comuniques a tus familiares más cercanos que has tomado la decisión de lactancia materna y que necesitas de su comprensión y apoyo, pues no es raro que los lloros y los primeros momentos lleven a una situación de pensamiento de falta de comida e insistan en la lactancia artificial para calmar al bebé.  

 

Si este primer contacto entre mamá y bebé no se llegara a producir por rezones del parto, no pasa nada, cuando la situación se normalice la lactancia materna puede seguir su curso. Igualmente si se le ha dado un biberón por la razón que fuera no ocurre nada, hay que seguir intentando el agarre al pezón y ya está.

Lo que hay que saber de la lactancia materna

La mejor manera para que suba la leche es dando de mamar. La succión del bebé hace casi todo el trabajo, cuánto más esté el bebé en el pecho más leche se produce. Es fundamental que nos mentalicemos que el pecho para el bebé pasa a ser todo para él,  el olor de su madre los siguientes días al parto será su nueva placenta.  

 

El fin del calostro y lo que se conoce como subida de la leche puede tardar hasta unos días, pero lo que toma es suficiente, de verdad que la naturaleza es sabia y hay que darle algo de confianza. Ten al bebé todo el tiempo que puedas piel con piel y en cuanto quiera mamar ofrecerle el pecho las veces que necesite, lo que se conoce como “a demanda”. Poco a poco todo se regula y será la propia succión del bebe la que marcará la cantidad de leche que produzcas , se irá acomodando a la necesidad de tu bebé.  

 

No hay leches buenas ni malas, todas las leches maternas son buenas, un pecho pequeño o grande no condiciona la calidad ni cantidad de leche. Lo que si hay que tener en cuenta es la composición de la leche.  

 

Cuando terminamos una toma lo primero que se queda es una leche con gran contenido en agua y según se va produciendo suben los hidratos de carbono y por último la grasa. Es por ésto que será de vital importancia que el pecho se vacíe totalmente entre tomas, el no llegar a la grasa produce que las lactancias se acorten ya que es la grasa la que calma más el hambre del bebé, además quedarnos en el hidrato de carbono puede producir los molestos cólicos del lactante.

Olvídate de tiempos por pecho y medidas pautadas, ofrece el pecho a demanda.  

 

Si al principio se produce una gran subida y notas el pecho hinchado, ofrece más regularmente el pecho para que se deshinchen y no te molesten y no esperes tiempos reglados, ésto evita la formación de quistes y mastitis. Una vez corregidas estas irregularidades fisiológicas todo se regula de forma natural.

Posición para dar el pecho

Dar el pecho debe ser agradable, si no es así puede que el bebé no esté mamando correctamente. Mientras tú y tu bebé no tengáis práctica, podéis seguir las siguientes sugerencias:

 

  • La madre puede estar sentada o acostada, lo importante es que esté en una postura cómoda y manteniendo a su bebé bien arrimado.
  • Posición sentada: El bebé con la cabeza apoyada no en el codo si no lo más cerca de la muñeca, de tal manera que la mano de la madre sujeta al bebé entre los omóplatos, si es un recién nacido también se debe dar apoyo en las nalgas con la otra mano.
  • El cuerpo del bebé mirando cara al pecho con la barriga pegada a su madre, la nariz del bebé debe quedar a la altura del pezón de la madre de tal forma que al rozarle el labio superior con el pezón, el niño abre mucho la boca y la madre aprovecha ese momento para introducir el pecho en su boca, orientando el pezón hacia el paladar para evitar que choque con la lengua. Al principio los movimientos son rápidos para estimular la salida de la leche, en cuanto esta comienza a salir las chupadas se hacen más lentas y profundas.
  • Cuando el bebé está en posición correcta vemos: más areola por arriba (junto a la nariz) que por abajo. -La boca abierta en un ángulo mayor de 90 grados, con los labios hacia afuera, los mofletes abombados, redondeados. La succión no produce dolor y no se sienten chasquidos con la succión.

Consejos de madres a otras madres lactantes

charity

A veces por distintas circunstancias no podemos estar para poder darle de mamar a nuestro bebé. Pero esto no tiene porque ser un impedimento para seguir dándole leche materna.  

 

La extracción de leche es una opción para poder suplir la toma cuando no estamos presentes.  

 

En nuestros puntos Cuidándonos, y con la colaboración de Medela, te ofrecemos el alquiler de extractores de leche materna que imitan la succión natural del bebé. Es el mejor extractor de leche hospitaliario de uso doméstico que existe en el mercado.

medela-breast-pumps-symphony-pumpset

Extracción de leche 

  • Tener comida congelada en raciones salva de más de un apuro.
  • Dormir siestas con el bebé mientras toma.
  • Colocar la cuna del bebé atrancada contra la cama, de manera que haga de barerra y el bebé no pueda caerse al estar al lado de la mamá.
  • En invierno: dormir con una camiseta agujereada estratégicamente para no coger resfriados.
  • Antes de sentarse , asegurarse de poner a mano cosas como: algo de beber, algo para leer, el mando de la tele, el teléfono.

 

“Una cosa que considero muy peligrosa para la lactancia son las abuelas, insisten todo el tiempo en que debes darle un complemento al niño.”   Una madre decía, a la espera de su segundo bebé, y después de fracasar en su primera lactancia, que colocaría un cartel en la puerta de su habitación que pusiera: “no molestar, la lactancia es cosa sólo de dos”.

Infórmate sobre nuestros sistema de alquiler con opción de compra (Contrato y Forma de Pago)
¿Cuál es tu Punto Cuidándonos más cercano?
Puedes ver qué Puntos Cuidándonos tienes más cerca de donde te encuentras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies