Search
Buscar

Mantenimiento de la silla de ruedas

01/02/2018

Un buen mantenimiento de la silla de ruedas manual, puede alargar de manera importante la vida de nuestra silla, ser sinónimo de seguridad y que la movilidad sea más sencilla debido al buen funcionamiento de la silla.

Con esta entrada queremos ayudaros dando unas pautas generales para el buen mantenimiento de la silla de ruedas, pero recuerda que ante cualquier problema o duda debes de acudir a tu proveedor y examinar bien el manual de tu silla, ya que el buen mantenimiento de tu silla estará condicionado al modelo de la misma y al uso que se le haga.

Como regla general será necesario tener en cuenta los siguientes consejos:

Una vez a la semana…

  • Limpieza del armazón de la silla de ruedas y de los ejes de las ruedas. La frecuencia con la que limpiaremos el armazón de la silla dependerá del uso que le demos. No es lo mismo salir todos los días al campo que estar en casa con ella. Lo aconsejable es su limpieza una vez a la semana pero puede ser necesario que esa limpieza sea diaria.

Para limpiar el armazón de la silla será suficiente hacerlo con una paño un poco húmedo para eliminar la suciedad. 

  • Revisión de los frenos. Los frenos pueden no funcionar correctamente por tres motivos: que las cubiertas de las ruedas traseras estén desgastadas, porque las cubiertas estén mojadas o porque los frenos están mal ajustados. El freno deberá estar a unos 3 cm de la rueda. Son estos detalles los que tendremos que tener en cuenta al revisar los frenos. Los frenos de las sillas no están diseñados para frenar de golpe en la marcha, sino que se usarán cuando la persona permanezca sin moverse para que la silla no se desplace, de esta manera comprobaremos si funcionan correctamente.
  • Comprobar la presión de las ruedas neumáticas. La presión adecuada normalmente aparece en la cubierta de la rueda. Si la presión es demasiado baja costará mucho más moverse en el silla ya que aumentamos la resistencia al rodar, y si es muy alta la cubierta podría reventar. A la vez que comprobamos la presión comprobaremos que no existe ningún pinchazo y que no están muy desgastadas.
silla-ruedas
rueda-neumatica

Una vez al mes…

  • Comprobar las ruedas delanteras.Debemos de comprobar que las ruedas delanteras giran bien, si no es así necesitará nuevos rodamientos. También puede pasar que la silla se vaya discretamente a la izquierda o a la derecha, esto se puede deber a que las ruedas no estén ajustadas correctamente o la presión de las ruedas (delanteras o traseras) no tienen una buena presión.. El ajuste de las ruedas debería ser siempre revisado por el distribuidor o proveedor.
  • Comprobar que no existen tornillos ni tuercas flojas. Si vemos que alguna tuerca o tornillo están sueltos los ajustaremos, y si comprobamos que alguno necesita ser sustituido lo haremos por uno igual, para ello será necesario contactar con el proveedor.
  • Revisar el cojín y el respaldo. Debemos fijarnos en que no estén desgastados ni hundidos, para evitar la aparición de úlceras por presión, también comprobaremos la tensión de la tela para saber si ha cedido. Para limpiarlo si está muy sucio y se puede desmontar lo podemos meter directamente en la lavadora en un programa de lavado delicado o a mano, pero para mantenerlo limpio basta con limpiar con un paño o esponja y jabón. Lo ideal es hacer la limpieza cuando no se vaya a usar la silla, por ejemplo por la noche, y así dejarla secar al aire.
respaldo-1
ruedas-delanteras

Cada tres meses…

  • Revisión de los reposabrazos y de los reposapiés. Observaremos que no hay piezas sueltas ni desgaste. Comprobaremos también que al podemos abatirlos si dificultad para hacer las transferencias. Si cuesta o chirrían bastará con lubricar con aceite las partes móviles. Debemos tener en cuenta que los reposapiés no sirven para levantar la silla de ruedas y si lo hacemos de esa manera los romperemos y tendremos que sustituirlos. 
  • Comprobar los radios de las ruedas y limpiarlos. Limpiarlos simplemente con un trapo y se están demasiado sucios podemos humedecer un poco el paño pero sin que esté empapado, ya que el agua es un gran enemigo de la silla de ruedas. Siempre debemos secarla bien al más mínimo contacto con el agua. Mientras los limpiamos iremos revisando que no hay ninguno suelto o flojo.
  • Lubricar todas las parte móviles, rodamientos y ejes de la silla con aceite. Con esto impedimos que la silla haga ruido y evitar que las piezas se desgasten por no estar lo suficientemente lubricadas. Con ésto también evitaremos la oxidación.
radios
reposapies
reposabrazos

Y recuerda siempre…

  • Que será necesaria una revisión anual por parte del proveedor.
  • Secar bien la silla si se ha mojado, ya que el agua puede hacerle mucho daño y también si hemos estado en la playa, ya que la sal también ayuda a dañar los elementos de la silla
  • Usar piezas de repuesto originales.
Infórmate sobre nuestros sistema de alquiler con opción de compra (Contrato y Forma de Pago)
¿Cuál es tu Punto Cuidándonos más cercano?
Puedes ver qué Puntos Cuidándonos tienes más cerca de donde te encuentras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies