Search
Buscar

Toma de medicamentos: vía sublingual y tópica

22/02/2018

La semana pasada ya hablamos de la importancia de hacer la toma de medicamentos de la manera correcta para que éste fuera eficaz.  Ya dijimos que labsorción, en términos farmacológicos, se define como el paso de un fármaco desde su lugar de administración hasta el plasma. En este sentido, nos encontramos con diferentes vías de administración (a continuación, las más comunes):

  • Vía oral,
  • vía sublingual,
  • vía tópica.
  • vía inhalatoria,
  • vía ótica,
  • vía oftalmológica y 
  • vía rectal.

Características y forma correcta de administración.

Vía sublingual

La Vía sublingual es una vía de administración de fármacos. El medicamento se pone debajo de la lengua, y hay que esperar a que se disuelva. Estos medicamentos pasan a la sangre desde las membranas mucosas de la boca tras deshacerse, lo que hace posible una rápida absorción que evita la pérdida de la potencia que puede llegar al estómago y al hígado con el metabolismo de primer paso.

Consejos de la toma

  • Tomar el medicamento de pie o sentado, nunca acostado.
  • No comer ni beber mientras se administra el medicamento, ya que es posible tragar la pastilla y que ésta pierda efecto.
  • Enjuagar la boca con agua antes de la toma.
  • No fumar una hora antes de administrar el medicamento. El humo reduce los vasos sanguíneos y las membranas mucosas de la boca, ésto hace que la absorción del medicamento sea menor.
  • Colocar el medicamento debajo de la lengua y mantenerlo el tiempo prescrito. Éste suele ser de uno a tres minutos. Asegurarse que se ha disuelto completamente.

Vía tópica

Una administración es tópica cuando los medicamentos son administrados en la piel o las mucosas para un efecto local. Las formas más habituales de aplicación son los polvos, soluciones, cremas, lociones, geles, pomadas y ungüentos. 

Diferencias entre las formas de aplicación:

  • Polvos: Gránulos finos, que no se absorben y que ayudan a de la piel, por ejemplo, el polvo de talco. Deben usarse en la piel limpia y seca ya que si la piel está húmeda puede formar costras.
  • Cremas:  Las cremas son emulsiones. Las emulsiones son mezclas homogéneas de líquidos inmiscibles, como el agua y el aceite. Normalmente las cremas tienen dos fases, una acuosa y otra oleosa. En su formulación, su fase acuosa suele contener entre un 60%-70% de agua.
  • Lociones: Las lociones son más ligeras y no tan densas como las cremas. Tienen mayor cantidad de agua y son absorbidas rápidamente por la piel sin dejar un rastro aceitoso.
  • Ungüentos: Los ungüentos son una de las fórmulas farmacéuticas más antiguas. Su composición es exclusivamente grasa, no necesita una fase acuosa en su elaboración. Su aspecto es semisólido aunque pueden presentar un aspecto más fluido en ambientes con temperaturas superiores a los 25º.
  • Pomadas: Las pomadas son muy similares a los ungüentos. Se diferencian en que las pomadas están compuestas por una gran cantidad de grasas y poca agua. Permiten un contacto prolongado con la medicación. La piel debe de estar limpia y seca, y se pone con un aplicador o con guantes.
  • Geles: Los geles se caracterizan por la ausencia de viscosidad. Se funden inmediatamente en contacto con la piel. 
¿Cuál es tu Punto Cuidándonos más cercano?
Puedes ver qué Puntos Cuidándonos tienes más cerca de donde te encuentras.
Infórmate sobre nuestros sistema de alquiler con opción de compra (Contrato y Forma de Pago)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies