Search
Buscar

Movilidad reducida, qué hacer en casa.

25/02/2016

Una caída, un accidente, la edad o cualquier otra situación, pueden producir que la persona vea mermada su autonomía, debido a una movilidad reducida. En estos momentos los producto de apoyo pueden ayudar mejorando la confianza y el estado general físico-mental, y por tanto aumentar la salud y la calidad de vida, mejorando su autonomía personal. Cuidándonos quiere recoger para vosotros una serie de consejos para facilitar el día a día de las personas con movilidad reducida y de sus cuidadores.

Hoy empezaremos con unos pequeños consejos de cómo organizar la casa. Una buena organización del espacio, facilitará el acceso a la persona con movilidad reducida y también facilitará la tarea del cuidador.  

blanco moderno interior del apartamento privado (3d)

 

El entorno. Evitaremos obstáculos, la casa estará lo más ordenada posible, eliminaremos las alfombras, ya que pueden producir caídas y si no las pegaremos al suelo. Debemos asegurarnos que el piso esté seco para evitar resbalar.

 

 

 

 

 

En el baño. Si es posible quitaremos la bañera y la sustituiremos por ducha con suelo antideslizante. Si no es posible esxisten en el mercado distintas sillas para bañera, para facilitar el acceso a ella. Si tenemos alfombra pondremos material antideslizante debajo de ella. Bordes y esquinas de las superficies (muebles, lavabo…) redondeados sin partes salientes o cortantes.

baños 2                                                asiento-giratorio-de-aluminio-

Habitación. Si la persona debe pasar mucho tiempo encamada es aconsejable que la habitación tenga buena iluminación y ventilación. Con la iluminación además de ser mejor la natural, evitaremos que la persona se desoriente a la hora de saber si es por la mañana, por la tarde o por la noche. Será necesario ventilar la habitación por lo menos una vez al día. Si la persona debe permanecer mucho tiempo en la cama optaremos por una cama articulada y un cojín antiescaras. También resultará muy cómodo una mesita auxiliar al lado de la cama, en la que poder dejar las cosas y que siempre estén a mano, y un sillón con respaldo elevado y con reposabrazos, para cuando la persona se vaya a levantar. Otros consejos que nos ayudarán son:

  • Tener una libreta a mano, para cuando surjan dudas en el día a día que necesitemos preguntar al médico, apuntarlas y que el día de la visita no se nos olviden.
  • Ayudarnos de pastilleros para el recuerdo de la toma de medicamentos.
  • Tener los teléfonos de emergencias o del médico a mano. Lo más sencillo es tener teléfonos con botón de alarma donde podemos tener estos números pregrabados.

 Y sobre todo no haga tareas que la persona con movilidad reducida puede llevar a cabo por sí misma sin necesidad de ayuda, y ayudarle sólo cuando sea necesario, para así potenciar su autoestima y su autonomía      

 

        

Fuente: http://www.cgtrabajosocial.es/app/webroot/files/consejo/files/cuidarencasa.pdf  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies